Productos adaptados a las necesidades de nuestros clientes

En los mercados financieros existen un gran número de productos, cada uno de ellos con una complejidad diferente, un riesgo distinto, un coste específico, una liquidez mayor o menor y una fiscalidad variada. Gracias a nuestra independencia podemos escoger aquellos productos que consideramos se adaptan mejor a las necesidades de nuestros clientes independiente del proveedor de los mismos.

Selección de productos

No todos los productos son idóneos para nuestros clientes, su complejidad, liquidez y riesgo marcarán los productos susceptibles de ser recomendados, DPM Finanzas podrá realizar recomendaciones sobre los siguientes productos:

Es una operación financiera por la cual una entidad financiera, a cambio del mantenimiento de ciertos recursos monetarios inmovilizados en un período determinado, reporta una rentabilidad financiera fija o variable, en forma de dinero o en especie.

Son valores de renta fija a corto plazo (máximo 18 meses), emitidos por el Estado a través de la Dirección General del Tesoro, representados exclusivamente mediante anotaciones en cuenta. El Tesoro emite regularmente estos valores a través de subastas competitivas, como método de financiación del Estado.

Son adquisiciones temporales de Valores del Tesoro, sus características principales son:

El inversor adquiere Valores del Tesoro, a un determinado precio, a una entidad financiera, quien se compromete a recomprárselos pasado un plazo de tiempo (generalmente por debajo de un año), a un precio fijado de antemano.

El rendimiento de la inversión será, pues, la diferencia entre el precio de venta y el de compra del valor. Como ambos precios se acuerdan entre las partes al iniciarse la operación, el comprador conoce a ciencia cierta la rentabilidad que le generará la inversión.

Son instrumentos financieros sobre valores de renta fija emitidos por los Estados, las Comunidades Autónomas y otros organismos públicos tanto españoles como extranjeros. En general, son valores líquidos y con un menor riesgo de crédito que los instrumentos de renta fija privada. Dependiendo de los plazos y las características, hay distintos tipos de deuda pública.

Son el conjunto de valores de renta fija que están emitidos por empresas del sector privado y que representan préstamos que estas entidades reciben de los inversores. Así pues, la renta fija no confiere derechos políticos a su tenedor, sino sólo derechos económicos. Sus características pueden variar considerablemente de un emisor a otro, incluso para diferentes de una misma compañía. Estas diferencias pueden ser la fecha de vencimiento, tipo de interés, periodicidad de los cupones, precios de amortización y otras condiciones de la emisión, así como las opciones de convertibilidad si las hubiera, la prelación de los derechos en caso de liquidación, o las garantías ofrecidas, entre otras.

Representan una parte proporcional del capital de una sociedad, al ser valores de renta variable no es posible conocer con certeza que rentabilidad se obtendrá en la inversión, tanto el precio al que podrán venderse como los dividendos a percibir durante su período de tenencia son inciertos.

IICs como cualquier otro producto financiero tienen ciertos riesgos. Su naturaleza y alcance vendrán definidos en el correspondiente folleto informativo (DFI) y de los activos en los que invierta su patrimonio. En consecuencia, la elección entre los distintos tipos de fondos debe hacerse teniendo en cuenta la capacidad y el deseo de asumir riesgos por parte del cliente, así como del horizonte temporal de la inversión. La variedad de las instituciones de inversión colectiva es muy amplia tanto por mercados en los que se materializan sus inversiones, sectores, áreas geográficas, tipos de cambio, divisas, etc. en los que invierten. En nuestras recomendaciones se analizará todos los fondos disponibles para cada categoría y se recomendará el mejor fondo para cada momento de mercado, seleccionando siempre la clase más económica disponible y si fuera posible la clase limpia (sin retros).

Un plan de pensiones es un contrato colectivo de adhesión de ahorro-previsión social, en virtud del cual se efectúan aportaciones, que se van acumulando y quedan permanentemente invertidas en activos financieros, con la finalidad de ir constituyendo un ahorro (derechos consolidados) para el cobro de prestaciones cuando se produzcan las contingencias previstas (jubilación, fallecimiento, invalidez, dependencia).

Los productos de vida Ahorro son aquellos que le permiten obtener una rentabilidad a su dinero, con ventajas fiscales, y además suelen ir acompañados de un seguro de vida.

Se trata de productos que combinan una posición en un instrumento financiero de renta fija o depósito con un derivado referenciado a distintos activos subyacentes. Por ello su rentabilidad estará condicionada por la estructura utilizada que viene determinada por la combinación de ambas posiciones y por el tipo de derivado de que se trate.

Se trata de fondos, notas y productos cotizados en mercados bursátiles. Debido a su heterogeneidad y las posibilidades de su uso de derivados, pueden llegar a tener una alta complejidad, en cuyo caso requieren amplios conocimientos financieros y especial vigilancia por parte del inversor.

Se trata de productos sofisticados que en algunos casos conllevan riesgo de pérdida total de la inversión y en otros casos suponen la asunción de compromisos que pueden implicar pérdidas. Por lo tanto, para invertir en ellos es necesario disponer de conocimientos específicos, tanto de los productos como del funcionamiento de los sistemas de negociación, así como contar con una alta predisposición a asumir riesgos elevados, y capacidad para afrontarlos.

Nuestros puntos fuertes

Calidad 100
Independencia 100
Transparencia 100
Producto Personalizado 100

Entidades colaboradoras

Nuestros clientes pueden escoger trabajar con cualquier entidad financiera, broker, gestora, etc. Pero tienen la posibilidad de aprovecharse de los acuerdos de colaboración que hemos firmado con entidades de primer nivel como BBVA, Banco Santander, Bankinter, Banca March, Deutsche Bank, UBS y Andbank.